2016 Ford Focus. El legado europeo

2016 Ford Focus. El legado europeo

En Estados Unidos, los abuelos y padres con dinero acostumbran a regalar autos a los recién graduados que van al College (Universidad). Generalmente son autos de uso, de buenas marcas. No sé por qué el auto de prueba esta semana se me antoja como un lindo regalo para un recién graduado. Con precio inicial por debajo de los 20 MIL dólares, este Ford Focus es divertido para manejar, tiene una apariencia muy moderna y es un auto seguro.

Este auto tiene sus orígenes en el viejo continente, y es el mejor vendido globalmente por Ford.  Fue introducido por primera vez en Europa donde ganó en 1999 el título de “Auto del año”.  Este compacto parece apto para las apretadas calles de Paris y los casi inexistentes espacios para estacionar en Milan. Ahora en su tercera generación, el Focus se reafirma como un triunfador alrededor del mundo y aquí en Estados Unidos.

Bajo el capó del Focus 2016, encontrará una buena línea de motores. El estándar es un 2.0 de cuatro cilindros Ti-VCT I-4 Flex Fuel, que entrega excelente economía de 26 millas en la ciudad y 36 en la autopista. Disponible este año hay dos motores de turboalimentados de 3 cilindros y 2.0 o 2.3 litros, e incluso hay una versión eléctrica con un motor de 107KW.

Hay tres modelos básicos, el S que solo se ofrece como sedan y trae llantas de 15 pulgadas, cámara trasera, pantalla central de 4.2 pulgadas y algo importante que lo hace atractivo a nuevos conductores, el Ford MyKey.  Esta tecnología permite que los dueños puedan programar el auto para que sea conducido en modo restringido, limitando la velocidad máxima, regulando el volumen del radio, o dejándolo inoperable hasta que el cinturón de seguridad no sea ajustado.  El nivel SE que nosotros probamos, trae al “hatchback” como estilo base, he incluye luces frontales automáticas, luces led de circulación diurna, sensores de estacionamiento, asiento eléctrico para el conductor, luces interiores de ambiente, y acabados de cuero. El Titanium es el más alto en la escala, y trae todas las prestaciones mencionadas anteriormente, mas espejos retrovisores climatizados, arrancado a distancia, control de clima de dos zonas, arranque sin llave y asientos delanteros con calefacción.

Hay disponibles paquetes adicionales como el de Tecnología y el de Temperaturas Frias, que adicionan prestaciones por un precio diferenciado. El Ford Focus viene en otros tres “sabores”, el eléctrico, o los de alto rendimiento, el Focus ST y el RS que merecen ser evaluados de forma separada.

Nuestra semana a bordo del Focus SE fue disfrutable. La transmisión manual es dócil y deja que algo de manejo deportivo se pueda sentir. Este pequeño auto es divertido al conducir y aunque el motor de cuatro cilindros no le eleva el pulso a nadie, hace su trabajo decentemente.   En las curvas se inclina algo, pero no pierde para nada la estabilidad. El Focus es sereno y tranquilo para conducir.

Mención separada merece este año la introducción de un nuevo sistema de información y entretenimiento, el Sync 3.  Sin dudas, Ford ha evolucionado favorablemente en este sistema que sustituye al polémico y poco confiable MyFord Touch.  En nuestra semana de pruebas, sentimos el nuevo Sync 3 con respuestas más rápidos y precisas, presentando menús más intuitivos e iconos de mayor tamaño.

Con precio introductorio de $17,225 para el Focus S, y $19,015 para el SE Hatchback, este pequeño auto urbano se puede bien colocar en la lista de compra de profesionales recién graduados, y ¿Porque no?, en la de insinuaciones para que abuelo cambie su parecer de regalar ese BMW del año 2000.

Share this post

Post Comment