Chrysler 300 del 2016. Estilo, poder y pasión por conducir.

Chrysler 300 del 2016. Estilo, poder y pasión por conducir.

En la recién estrenada película “Ride Along 2”, el Chrysler 300 parece ser junto a Ice Cube y Kevin Hart otro protagonista de la trama. No es difícil encontrar este auto en producciones cinematográficas…todo lo contrario. El 300, ha sido rostro familiar en 136 películas, jugando un papel importante en 49 de ellas. Este sedan ha demostrado ser de fácil metamorfosis. Con rines cromados y cristales polarizados puede que sea asociado al mundo “gansteril”. Le agregas unas luces led ocultadas y se transforma en un auto policial encubierto, y retirándolo todo, menos los cristales polarizados y bien serviría a un ejecutivo de clase media…y si te animas a prescindir de los polarizados, pues queda un perfecto y cómodo sedan para la familia o los abuelos retirados.
En el 2007 la revista Fortune Magazine en un artículo sobre la calidad de vida y el status económico de algunos Managers de grandes y medianas compañías, recomendaba al Chrysler 300 como un buen ejemplo de cómo personas con economías no necesariamente pudientes, pueden vivir rodeados de mayor lujo sin grandes sacrificios. Y es que el 300 merece merito por ser el único con gran estilo, motor V8 y tracción trasera, dejando a competidores como el, Chevy Impala, Toyota Avalon o Ford Taurus perdidos en la distancia.
El interior de este Chrysler puede variar según los niveles de terminado.

2016 Chrysler 300C Platinum
2016 Chrysler 300C Platinum

En la versión Platinum con uso de tapicería de cuero de dos tonos y acabados en madera con remates metálicos, la cabina se convierte en un lugar agradable para pasar tiempo, si agregamos la comodidad y buen espacio disponible tanto para el conductor como para los pasajeros. La calidad del audio también ayuda en viajes largos con tres opciones de sistemas disponibles, Alpine, Harman Kardon y Beats Audio.
Luego de una buena “refrescada” en el 2015, el mayor cambio para este año es la incorporación de un modelo “Limited” de Aniversario, que tuvimos la oportunidad de conducir. Chrysler llega a los 90 y celebra con esta edición especial del 300, que trae un nuevo paquete SafetyTec Plus que añade advertencia de colisión a toda velocidad, y suspensión y neumáticos mejorados. El sistema UConnect obtiene nuevas características como Drag and Drop (arrastrar y soltar) y Siri Eyes para los usuarios de Apple. La edición de Aniversario también incluye algunos adornos cosméticos, arranque remoto y doble ventana solar en el techo.
Todas las versiones del Chrysler 300 del 2016 comienzan con un motor V6 de 3.6 litros y 292 caballos. Como opción en todos los modelos -menos el modelo base 300 Limited- está el 5.7 litros V8 con 363 caballos. Todos están dotados de una transmisión automática de 8 velocidades, tracción trasera y opción de AWD o tracción en todas las ruedas. Hay cuatro niveles de acabado disponibles, 300 Limited, 300S, 300C y 300C Platinum al que se les une la edición especial de Aniversario. Los precios pueden variar desde $32,015 para el Limited, hasta los $41,420 para un 300 C con motor V8, siendo en honor a la justicia, muy razonables por lo que a cambio se recibe.

2016 Chrysler 300S
2016 Chrysler 300

Conducir un 300 es una experiencia. No solo la comodidad de sentirse como en un buen reclinable en el lobby de un hotel cinco estrellas, la paz que proporciona el buen aislamiento y la marcha fluida del auto hacen del conjunto una práctica deleitable.
Es difícil de expresar en palabras la satisfacción que se siente al saber que la tradición del Sedán de lujo, con motor potente y tracción trasera se mantiene viva. Este auto tiene tanto de moderno, como del viejo ADN de los fabricantes americanos, y me recuerda antiguos edificios remodelados en Berlín donde no sabes dónde termina la historia y comienza la contemporaneidad.
Gracias a Chrysler por defender con el 300, una especie en extinción.

Share this post

Post Comment