El Subaru Crosstrek llega muy mejorado al 2018

El Subaru Crosstrek llega muy mejorado al 2018

Subaru sigue modernizando su producto, dotándolo ahora de la nueva plataforma global del fabricante llamado SGP. Le ha tocado el turno al Crosstrek, segundo auto en llevarla.  Es SUV de nombre complicado y corta existencia. Llegó al mercado en el 2013 basado en el hatchback de 5 puertas Impreza.

En su segunda generación, la versión 2018 fue presentada al público en el Auto Show de Ginebra. Ahora que lo tenemos de cerca, confirmamos lo que las fotos delataban, este Crosstrek no se diferencia mucho en su aspecto exterior al modelo que sustituye. En realidad, los cambios están fuera de la vista y del oído del consumidor. Así lo explica Kazuhiro Abe, manager de proyectos de diseño de Subaru. Según él, han puesto empeño en hacer de este Crosstrek un auto más silencioso, trabajo que responde a una de las quejas más comunes de sus dueños. Yo puedo certificar luego de una semana al volante que han logrado su objetivo.

Otra de las quejas comunes se relaciona con la escasa potencia de su motor. El nuevo modelo recibe un ligero aumento en la potencia y el 80 por ciento de las partes en el motor han sido completamente renovadas. El nuevo motor pesa unas 26 libras menos, mientras que ahora entrega 154 caballos de fuerza y 145 lb-pie de torque. Son solo 6 caballos más que el modelo anterior, que no mucha diferencia hace, pero si juntamos este cambio con la nueva plataforma, si advertimos algo más ágil al Crosstrek.

Para adecuarlo a las exigencias del mercado, subieron la suspensión que ahora llega a 22 centímetros o 8.7 pulgadas, suficiente para no complicarse mucho con obstáculos pequeños en el camino. La nueva plataforma global de vehículos consolida el empeño de este fabricante en la seguridad, pues ha sido diseñada para proporcionar una mejor absorción a los impactos de accidentes, y también incorpora la flexibilidad para acomodar trenes de transmisión electrificados.

Además, el nuevo Crosstrek agrega varias funciones disponibles para la prevención de colisiones, incluyendo, faros sensibles a la dirección del vehiculo, cambio automático de luces largas y frenos automáticos en reversa, una prestación que podría detener al Crosstrek en caso de acercarse peligrosamente a un obstáculo en una maniobra de retroceso. Estas características se unen al sistema EyeSight de Subaru como control de crucero adaptativo, advertencia de colisión delantera con frenado automático de emergencia, advertencia de salida de carril, sistema de monitoreo de punto ciego y sistemas de alerta trasera de tráfico cruzado.

Se ofrecen más funciones relacionadas con la seguridad a través de una suscripción al “Connected Services Safety Plus Package” un paquete que, si bien no es gratuito, benefician a los propietarios con notificación automática de colisiones, llamadas de emergencia SOS y acceso rápido a asistencia en carretera, entre otras características.

Tratándose de un modelo que en poco tiempo ha logrado colocarse en el número 3 en ventas para el fabricante nipón, una renovación en el área tecnología era esperada. La última generación del sistema de información y entretenimiento Starlink trae un diseño reorganizado, y responde bien en la pantalla de 8 pulgadas. Conexión con teléfonos inteligentes atreves de Apple CarPlay y Android Auto también aparecen este ano, un atractivo para gente más joven.

Como todo buen SUV de Subaru ya le incorporan al 2018 Crosstrek el sistema de tracción X-Mode con control de descenso de pendientes. Si de algo se vanagloria Subaru es de la capacidad de todo terreno de sus modelos, con arrastre en todas las ruedas de forma estándar.

El Crosstrek es un vehículo cómodo para su tamaño. No ostentan lujos en su interior, aunque tampoco decepciona. Como hemos comentado en otras coacciones, Subaru sabe andar muy bien por esa cortante línea que divide la apariencia barata de la de buena figura, sin inclinarse mucho a ningún bando. En carretera no es tan ágil o tan divertido de conducir como un Volkswagen Golf Alltrack, pero aseria injusto no reconocer la mejoría sobre el modelo del pasado año.

El nuevo Crosstrek es ofrecido en tres variantes distintas, 2.0i, 2.0i Premium, el modelo probado por nosotros y 2.0i Limited. Todos traen el mismo motor, de cuatro cilindros y los dos primeros vienen con transmisión manual, quedando la CVT como opción. La mayor diferencia entre los distintos niveles se encuentra en las comodidades interiores y prestaciones. En nuestra opinión el 2.0i Premium es el que mejor correlación precio-valor trae, y comienza en los $22,595.  La versión base del Crosstreck, la 2.0i, viene con precio base de $21,795, y unos $1,000 dólares más si se prefiere transmisión automática, lo que lo coloca alto en la escala de precios para un SUV sub-compacto.

A pesar del precio, ahora que se avecina nuevamente el invierno, un Subaru se muestra atrayente. Sus capacidades para salir airoso de condiciones climáticas desfavorables están probadas, y si a esto agregamos su seguridad, abundante tecnología y personalidad colorida, esta versión mejorada del 2018 Subaru Crosstrek de seguro va a seguir siendo una de las mejores cartas de triunfo del fabricante nipón.

Share this post