Genesis sube otro peldaño con el G80 Sport

Genesis sube otro peldaño con el G80 Sport

A Genesis, la marca de lujo de Hyundai todavía le queda un largo camino para lograr lo que Toyota, Nissan o Honda consiguieron con sus derivaciones Lexus, Infiniti y Acura. No se cambia la percepción del consumidor de un día para otro, y Genesis -o Hyundai debiera decir- lo saben.

La receta del éxito quizás fue inventada con el primer Lexus, el legendario LS 400.  Hacer un auto mas rápido, silencioso y de mejor calidad que los contrincantes alemanes, capitalizadores del mercado “desde que el mundo es mundo”, fue el desafío planteado a un equipo de Toyota que trabajó en secreto por varios años. Claro, Hyundai lo tiene aún más difícil, pues además de competir con los alemanes, también enfrenta a los autos de lujo japoneses, ya establecidos en el mercado.

Genesis G80 Sport

Para el 2018, no hay cambios sustanciales en los Genesis G90 o G80. Este último, el más exitoso hasta el momento con ventas anuales de unas 15,000 unidades.  El G80 ocupa el tercer puesto en ventas en el segmento de lujo de tamaño medio, virtualmente empatado con el A6 de Audi, pero detrás de los líderes Mercedes-Benz E-Class y BMW Serie 5.  Para acortar esa diferencia, la gran novedad es la introducción de una nueva variante del G80, su versión deportiva.

El G80 es más grande que sus competidores europeos, con más espacio interior y en el maletero que los ya mencionados A6, 5 Series y E-Class. Si agregamos a estas proporciones generosas una larga lista de artículos de confort y conveniencia, que son ofrecidos de forma estándar y que a menudo cuestan mucho en las marcas competidoras, le dan a este recién llegado una excelente correlación precio-valor en el segmento.

Para crear el G80 Sport, Genesis trasplantó el V6 biturbo de 3,3 litros y 365 caballos de fuerza de su buque insignia, el G90, y agregó una suspensión adaptable, frenos más grandes, llantas de aluminio de 19 pulgadas, acabados más oscuros y una apariencia exterior más chocante, sobre todo al frente, donde una enorme parrilla ovalada remembra demasiado otro auto en el mercado con incierta reputación, el Chrysler 300.

Genesis G80 Sport

Aunque para el G80 regular hay un motor en V8 disponible, este más pequeño en el G80 Sport es muy adecuado, gracias a que las 376 libras pie de torque se distribuyen desde las 1,300 revoluciones, haciendo que este auto se sienta raudo, y responda con presteza cuando apretamos el pie derecho en el acelerador. A las 60 millas llega justo en 5 segundos, nada mal para un auto que pesa mas de 4,000 libras, sin embargo, queda por debajo de sus competidores alemanes, sobre todo el AMG 43 de Mercedes que “devora” la distancia en 4.2 segundos. El G80 Sport es deportivo, pero sin sacrificar toda la comodidad y silencio que se espera en un auto de este lujo.

El interior enseña un terminado excelente, con buena selección de materiales. Una de las mejores incorporaciones en el G80 Sport es el uso de fibra de carbono real en el interior. Es un buen complemento de los adornos de madera mate de los modelos G80. Ciertamente el espacio y comodidad de esta cabina están entre las mejores en su clase, incluyendo los asientos con piel perforada y costuras contrastantes. La consola central, recuerda en algo el diseño predominante en los Hyundai, siendo sin discusión tierra fértil para los dados a la tecnología. En la pantalla táctil de 9.2 pulgadas se controlan funciones de audio, ajustes y navegación con excelente respuesta. Creo a sido uno de los sistemas de información y entretenimiento mas veloces que he probado en tiempos recientes. En el lado tecnológico, la ausencia de puertos USB para los que viajen en el asiento posterior es una omisión imperdonable.

La garantía del Genesis también es generosa. Con 5 años o 60,000 millas de despreocupación total, y 10 años o 100,000 millas para el tren de poder, esta es sin discusión la mejor garantía en el segmento. Agréguele dos años de mantenimiento gratis, y el trato será mucho más fácil de cerrar, siempre ayudado por un precio atractivo.

Genesis G80 Sport

No solo Genesis viene colmado de prestaciones de forma estándar, que agregarlas costaría algunos miles a modelos de la competencia. El solo hecho de ser el desvalido o “under dog” como diríamos en inglés, obliga al fabricante a diseñar un esquema de precios atractivo, para lograr que poco a poco, en más garajes de barrios afluentes se enseñe su marca. El precio base en Genesis G80 es $41,400 dólares, unos $4,000 por debajo del promedio para este tipo de autos, y solo superado por el Lincoln MKZ.

La versión Sport que reseñamos hoy comienza en los $56,225 dólares. El 2018 G80 Ultimate que viene con motor de 5.0 litros y V8, trae $57,975 impreso en la etiqueta de precio. Más de 50 MIL dólares por un auto, es un gasto que muchos “mortales de esta tierra” meditaríamos un buen tiempo antes de decidirnos. Claro, hay un sector de compradores acaudalados para los que el precio no representa impedimento, incluyendo los que manejan viejos Mercedes y BMW listos para algo más moderno. Son estos los que Genesis quiere atraer, con un producto de excelente manufactura, que es a la vista de muchos, la mejor elección en el sector.

Y usted… ¿Ya se decidió?. Mire que las Navidades están al doblar de la esquina.

 

Share this post