Las Vegas, parada obligada.

Las Vegas, parada obligada.

mercedes-benz-f-015-luxury-motion

Detroit se está mudando al Silicón Valley, con escala en Las Vegas, Nevada. Los autos, y no juguetes electrónicos de consumo, acapararon la atención en el Salón Internacional de la Electrónica de Consumo (Consumer Electronics Show, CES por sus siglas en ingles) que concluyó recientemente en esa ciudad.
Los alemanes, llegaron este año para demostrar que están de lleno conectados en el mundo de la conducción autónoma. Mercedes, BMW y Audi enseñaron sus modelos. El gran ausente fue Google y su proyecto de conducción autónoma, quien en realidad acaparó atención el pasado año. “Jack” el auto sin conductor de Audi, llegó a Las Vegas sin mayores contratiempos, luego de recorrer más de 500 millas. Como Jack, miles llegaron a las Vegas ansiosos por conocer las últimas innovaciones en el mundo de la electrónica, para reconocer (quizás decepcionados) que en lugar de televisores 4 y 8K, cintos ajustables electrónicos, cámaras drones o innovaciones en video juegos, los autos, fueron las estrellas del show.
La evolución ha sido rápida. En el 2007, hace solo siete años, el presidente y director ejecutivo de Ford Mark Fields, subía a uno de los escuálidos escenarios de la feria junto a Bill Gates, para presentar un sistema de info-entretenimiento en los autos Ford, llamado Sync. Conocida es la recepción poco atractiva que le dieron. ¿Qué hacia allí un represéntate de la industria automovilística, cuando todos estaban ansiosos por conocer la vanguardia de teléfonos y videojuegos?
Una acogida muy diferente recibió Dieter Zetsche, máximo ejecutivo de Daimler AG, al descender en la feria de un ultra lujoso Mercedes Benz que se auto conduce. La tecnología está invadiendo la industria automovilística de forma precipitada. El cambio ha venido forzado por los compradores. El 39% de ellos se inclinan por un modelo u otro basado en las prestaciones electrónicas y de conexión, contra un 14% que les importa más la potencia y forma de conducción.
“El Salón Internacional de la Electrónica de Consumo de ha convertido en una exposición de primera línea”, dijo Brad Stertz, portavoz de Audi, que mostró su versión de un auto sin conductor. “Ahora es más importante que nunca, sobre todo en el segmento lujoso, ser visto como líder en materia tecnológica”.
Como bien reza la expresión en inglés: “Follow the money”…sigue la ruta del dinero. Casi un tercio de los hogares estadounidenses posee en la actualidad un vehículo equipado con un sistema electrónico de info-entretenimiento, cifra que solo muestra tendencia a incrementar abruptamente en los próximos cinco años.
Aquí algunas de las nuevas tecnologías que más atrajeron la atención en Las Vegas.
Autos sin conductor.
La mayoría de los fabricantes están enfrascados en el desarrollo de algún tipo de vehículo con capacidades de auto-conducción. Audi y Volvo han prometido poner este tipo de autos en manos de los consumidores dentro de dos años. En la CES deslumbraron Audi con su travesía de 550 millas sin conductor en un A7 Sportback apodado “Jack” y Mercedes con el F 015 Luxury in Motion.
Información directa en el parabrisas.
Aunque esta tecnología está disponible en algunos modelos, la proyección de información hacia el cristal del parabrisas se hará más popular en los próximos dos a cinco años. Mantener la atención en la carretera es una meta de cada fabricante, y la proyección de alarmas, información de velocidad, navegación o radio directamente frente a los ojos del conductor, ayudarán sin dudas a lograrlo.
Faros de rayos laser.
Aunque son ilegales en Estados Unidos, Audi y BMW presentaron en el salón esta tecnología, que alegan, tiene el doble de alcance que los faros convencionales…al parecer, será solo cuestión de tiempo antes de que sean legalmente introducidos en nuestro país.
Control por movimientos.
Varios fabricantes tienen planes de incorporar la tecnología a sus autos, que controla funciones con el solo movimiento de las manos, como lo hacemos con teléfonos y tabletas actua;mente. En Las Vegas, Volkswagen presento el Golf R Touch, que no solo admite gestos en sus pantallas LCD, sino en funciones tan simples como abrir el techo solar del auto.

Share this post

Post Comment