Los planes de Mitsubishi

Los planes de Mitsubishi

Mitsubishi Motor, que fue adquirida por Nissan el año pasado, ha presentado un plan trianual, que ha denominado Doble impulso para crecer, que debe permitirle incrementar las ventas en un 40% y la facturación un 30% al final del ejercicio 2020-2021.

Lograr los objetivos que se ha marcado Osamu Masuko, su presidente ejecutivo, supondría que la marca elevaría sus ventas hasta 1,3 millones de unidades al año y que la facturación sería de unos 18.880 millones de euros frente a los 15.470 millones del último ejercicio.

Dentro de este plan, la marca prevé incrementar su desembolso de capital un 60% hasta 1.035 millones de euros. La mayor parte de este dinero, algo más de 1.000 millones de euros, se destinará a gastos de investigación y desarrollo.

Representará un aumento del presupuesto para este fin de un 50% y tendrá como consecuencia el lanzamiento de 11 nuevos modelos, el primero de los cuales será el Eclipse Cross de próxima introducción en Europa.

En este tiempo proseguirá su integración en la Alianza Renault-Nissan, gracias a lo que espera lograr ahorros, durante los tres años del plan, superiores a los 750 millones de euros.

Todo esto debería llevar a la marca a un margen operativo del 6% desde el 0,3% logrado en el ejercicio pasado, ante de su integración en la Alianza.

En EE. UU., Mitsubishi pronostica un aumento del 30 por ciento de las ventas a 130,000 vehículos en los tres años, mientras que pretende duplicar las ventas en China a 220,000 unidades. En el sudeste asiático, Mitsubishi quiere aumentar las ventas en un 50 por ciento a 310,000 vehículos. El fabricante de automóviles espera que sus ventas en Europa sean de 220,000 al final del plan. No dio números europeos para el último año.

Al final del plan, Mitsubishi dijo que espera que sus cinco nombres más vendidos representen el 70 por ciento de sus ventas globales. Esos modelos incluirán crossovers, SUV e híbridos enchufables.

Share this post