Subaru Forester 2016: Cambios ¿Para qué?

Subaru Forester 2016: Cambios ¿Para qué?

Subaru sigue apostando por la sencillez y funcionalidad. El Forester del 2016 es una buena muestra. Es uno de esos vehículos con los que te entiendes en solo minutos. Sin complicaciones ni rebuscamientos, desde el tímido y rectangular exterior, hasta su amplio espacioso interior.

Bien posesionado en el competitivo segmento de los crossovers  o SUV compactos, el Forester fue rediseñado en su cuarta generación el pasado 2014. Llega al 2016 con pocos cambios, y sus tradicionales armas distintivas, tracción en las 4 ruedas, excelente capacidad de carga y suficiente altura de la tierra como para dejar plantados a los competidores cuando el placer del pavimento termina. Justo allí se puede experimentar una de las importantes prestaciones de las que el Forester es pionero, el modo de conducción X o “X Mode”.

En uno de esos viajes de aventura, donde las anomalías del terreno son tantas como para sembrar duda, allí el X Mode demuestra su valides, como si el auto pudiera conducirse solo. Con solo pulsar un botón en la consola central, activas este modo de manejo donde el Subaru se hace cargo del motor, la transmisión, AWD, frenos y otros componentes para navegar de forma segura a través de  malos caminos, superficies resbaladizas y hasta las colinas más empinadas.  El conductor solo atento a la dirección, y el resto lo dejamos al X Mode.  ¿Cuantos dueños de Forester tendrán la oportunidad de probar este modo de conducción?  Quizas ni Subaru lo sepa, pero de seguro una minoría.

En la ciudad el Forester se comporta aceptablemente. No es un auto veloz, pero su motor de 2.5 litros y 170 caballos -4 cilindros claro está- es capaz de sorprender  con su agilidad cuando le reclamas. Lo ayuda, la transmisión CVT, reconocida como una de las mejores en su clase.

Subaru_Forester_25i_PZEV_4dr_SUV_AWD_3

Hay seis niveles de acabado con precios que oscilan entre los $22,395  y los 33,795. El 2.5i es el más barato de todos y trae cámara en reversa, controles en el timón, y el nuevo sistema de información y entretenimiento Starlink. En el 2.5i Premium se adiciona un techo corredizo o “quema cocos”, asiento eléctrico para el conductor y pantalla de  7 pulgadas. Las opciones varían de acuerdo a los niveles de acabado,  Touring, y 2.0XT Touring adicionan más prestaciones, desde asientos y espejos climatizados  hasta arranque remoto del motor y canasta para transportar carga en el techo.

Un paquete que recomendamos incluir es el de EyeSight. Esta  prestación funciona como “un par de ojos adicionales en la carretera”…y no cualquier par de ojos.  El EyeSight trae alerta de abandono de carril, control de crucero adaptable, alerta de colisión con frenado asistido, reducción de la aceleración  en caso de posible impacto con objetos o autos.  Algún día este tipo de prestaciones llegarán a ser estándar en todos los vehículos, pero mientras tanto, siempre que tenga la opción adiciónela a su compra. Esta es una de esas buenas inversiones que “solas se pagan”.

Los que tengan intención de llevar este Subaru fuera de las autopistas, le recomendamos adicionar un paquete donde venga la opción de “Modo X”.  Con esta prestación el Forester 2016 lo llevara tan lejos como lo podría hacer un Land Rover.

Los que estén a la búsqueda de un ato con estilo, que provoque  miradas o  interiores con más clase pueden ciertamente fijarse en el Maxda CX 5, El Ford Escape o el Hyundai Tucson.

Por otro lado, si la intención es tener excelente seguridad para los pasajeros, capacidad todo terreno y ahorro de combustible, el Forester 2016 está entre los punteros.

Share this post

Post Comment