Toyota Camry: Abundante, como las camisas a cuadros en la isla comunista.

Toyota Camry: Abundante, como las camisas a cuadros en la isla comunista.

Camry 2015 prueba

En Cuba, durante la década de los setentas, tenías que vestir con la ropa que el gobierno entregaba mediante una cartilla de racionamiento. Aunque algunos no lo saben, durante muchos años una libreta de cupones se usaba para adquirir ropa y zapatos, que esporádicamente aparecían en las tiendas estatales, provocando tumultos y hasta peleas. De esa manera, cuando surtían camisas de cuadros rojos por ejemplo, no era difícil montar a un autobús y encontrar a otras cuatro personas con el mismo tipo de camisa…¡bochornoso!
Cuento esto, pues algo parecido sucede con el Toyota Camry, este legendario modelo de la marca japonesa que fue introducido al mercado Norte Americano en 1983. Desde entonces, más de 10 Millones de Toyotas Camry han rodado por las carreteras Americanas, quedando aun en circulación casi 7 millones, una cifra sin dudas sorprendente. No es extraño detenerse en un semáforo, y encontrar algún que otro Toyota Camry al alcance de la vista.
Toyota entendió como nadie los gustos del conductor Americano, y ha mantenido su sedan en la cima, haciéndolo más grande, seguro y poderoso. La ruta no ha sido transitada sin tropiezos. El fabricante japonés se mantuvo por años aferrado al dicho; “Si no está roto no lo compongas” manteniendo al Camry prácticamente inalterable por años. El cambio más reciente ocurrió en el 2007, cuando le adjudicaron un diseño más lineal, con algo más de amplitud para los pasajeros, y se introdujo un motor opcional de 6 cilindros, con impresionantes 268 caballos de fuerza.
Así llegamos al 2015. Toyota ha removido este año al Camry desde los cimientos. Con la excepción del chasis, el techo y las opciones de motor (Cuatro cilindros 178 caballos, 6 cilindros 3.5 litros 265 caballos, y la versión hibrida) el Camry 2015 es todo nuevo. A crecido casi dos pulgadas, por lo que todos los paneles son nuevos. El diseño exterior tiene líneas más agresivas que le agregan personalidad. En el interior, todo ha sido rediseñado, incluyendo lindas costuras en cuero en los modelos más caros. En general, cuando miras dentro del Camry, su interior es atrayente y de clase, con ausencia casi total de materiales plásticos.
El sistema multimedia Entune, moderniza al Camry en cuanto a tecnología de información y entretenimiento, con reconocimiento de voz, bluetooth, y una larga lista de aplicaciones para satisfacer la creciente demanda de conectividad. Hay varias opciones de audio, que culminan con el sistema de sonido de JBL. En la consola central, también destaca un nuevo sistema para recarga inalámbrica de dispositivos móviles como teléfonos.
El modelo que probamos, el XLE, tiene características de manejo similares a otros dotados con motor V6. Gracias a nuevos materiales de insolación, la cabina es más silenciosa, lo que aporta aún más a la forma de manejo mejor reconocida de los dueños de estos vehículos, su conducción pastosa y reposada. La suspensión absorbe con cuidado algunas asperezas de la carretera, aunque llevando peso, encontronazos con irregularidades mayores pasan con fuerza a la cabina.
El 2015, se avizora como un año arrollador para el Camry. El Instituto para la seguridad de las carreteras (Insurance Institute for Highway Safety) lo califica como el único sedán mediano con valoraciones de; “Top Safety Pick Plus” aventajando a importantes competidores como el Ford Fusion o el Acord de Honda. La reconocida revista “Consumer Report” (Reporte de los consumidores) le adjudicó al Camry 2015 el galardón de “Best Value” o mejor equivalente precio-calidad en el mundo automotriz. Esto, sumado a incentivos fuertes de compra por parte de Toyota, hará que a finales de este año, abunden aún más los Camry en las calles y carreteras norteamericanas.
Al volante de uno, cuando te detengas en algún semáforo y mires alrededor, de seguro recordaras las camisas rojas a cuadros de Cuba…y te responderás: ¿Y a quién le importa?

2015_Toyota_Camry_Interior2015-toyota-camry-interior-front-seats

 

2015-toyota-camry-xle-frente

Share this post

One thought on “Toyota Camry: Abundante, como las camisas a cuadros en la isla comunista.

Post Comment