Toyota Tacoma, excelente inversión a largo plazo.

Toyota Tacoma,  excelente inversión a largo plazo.

“Si no puedes vivir una vida bella, debes soñarla” reza un viejo proverbio. Y si no puedes comprar una camioneta bella, consuélate con la que puedas pagar, agregaría yo.  Así tuve que consolarme una tarde de julio allá por el 2005, cuando regresé a casa con mi nueva camioneta, una Cheverolet Colorado.  Siempre me han gustado las camionetas compactas, y cuando la familia creció y quise estrenar, choqué con una triste realidad: el préstamo para el que calificaba quedaba corto para una Toyota Tacoma.  La camioneta que realmente “me partía al coco” quedo relegada solo a las ilusiones.

Claro, algunos sueños terminan en sobresalto, y el mío se complicó a menos de una semana de haber comprado mi Colorado, cuando mi vecino regresó del concesionario con su nueva y flamante Toyota Tacoma. Gracias a mi buena relación con mi vecino Bill, no asumí aquello de: “América es la tierra de la libertad y de mi casa es mayor que la tuya”

Por 11 años he manejado mi camioneta sin dejar de admirar (¿envidiar?) la suya, pero he tenido oportunidad de desquite, aunque sea por una semana. Probando la nueva Tacoma de Toyota y comparándola con la edición 2005 de mi vecino Bill, he advertido los cambios. Esta es la primera vez que la Tacoma se reforma en más de 10 años, y si bien las diferencias exteriores no son tan marcadas, en el interior hay más que ver y sentir.

Mi vecino Bill su 2005 Tacoma y nuestra 2016 de prueba

La Tacoma es vista por muchos más como un vehículo para el “día a día” que una camioneta para trabajar. Quizás por ello esta edición hace poco énfasis en capacidades de remolque o carga y se centra más en hacer feliz al conductor. Es más silenciosa, con mejores asientos -aunque no hay eléctricos disponible en ningún nivel de acabado- y carga tecnología suficiente como para no añorar casi nada. Si bien el precio inicial pone a la Tacoma por encima de sus rivales en el sector, cuando vas a los acabados superiores no hay tanta diferencia. La SR Acces Cab con motor de 4 cilindros se puede comprar por $24,200, mientras que, en el otro extremo, una Limited de doble cabina, tracción en las 4 ruedas y motor V6 viene con $38,800 dólares en la etiqueta.

Entre las prestaciones estándar se incluyen cámara en reversa, diferencial automático de deslizamiento, abrazaderas sujetables en la cama, versión básica de conectividad Entune y llantas de 16 pulgadas. En paquetes adicionales o niveles de acabado superiores encontrara adiciones que resaltan las capacidades “off-road” o todo terreno de la Tacoma. Se incluye el selector de muti-terreno, control de avance lento, asistente para aparcamiento, alerta de trafico trajeron, monitor de punto ciego, recargado de teléfono inalámbrico, y mejor sistema de sonido con asientos con calefacción y suite completa de conexión Entune.

La apariencia exterior ha cambiado, pero con mucha sutileza. Sí, no cabe duda que la Tacoma 2016 se ve más moderna que su predecesora, pero el cordón umbilical no ha sido cortado y lo hacen a propósito. Cuando dominas más del 50% del mercado con un producto -como es el caso de la Toyota Tacoma en el sector de las camionetas compactas- la moderación ante al cambio es preferida. La nueva Tacoma mantiene las líneas que hacen de esta una camioneta esbelta, con brillo, como un buen caballo de Pura Sangre. Son las mismas líneas que luego de 11 años, mantienen la Tacoma de mi vecino Bill briosa, a pocos pies de mi Chevy Colorado palidecida y con poco ánimo. Es el secreto de mantener un valor residual muy superior al de la competencia, convirtiendo a la Tacoma en una excelente inversión a largo plazo.

Niveles de acabado de la 2016 Tacoma: SR, SR5, TRD Sport, TRD Off Road y  Limited.

Opciones de motor: 2.7 4 cilindros en línea. 159 caballos.  Consumo de 18/21 millas por galón

4.0 Litros V6 con 236 caballos.  Consumo de 16/19 millas por galón.

2016_Toyota_Tacoma_Ltd_

Share this post

Post Comment