Volvo mantiene la furgoneta viva, con el nuevo 2015 V60

2015-volvo-v60-sportwagon-

2015-volvo-v60-r-design

La última vez que conduje un Volvo fue hace 20 años, saliendo del IKEA más grande del mundo en Kungens Kurva al sur de Estocolmo. Si bien los recuerdos de la experiencia son difusos, el vivir algún tiempo en el país escandinavo despertó en mi cierto apego por su emblemática marca de autos, y la distintiva forma cuadrada de su exterior. Esto precisamente, fue lo primero que me llamó la atención en el 2015 Volvo V60 T6 R-Design, que probamos esta semana. A pesar de ser una furgoneta, vagón o “station wagon” como se le llama en inglés, las líneas futuristas de este Volvo, no pueden apartarse más de los “rectángulos rodantes” que muchos aun añoran. A primera vista, es un auto elegante desde todos los ángulos.

No solo el exterior es impresionante. Su interior es uno (quizás) el más lujoso de los autos en su categoría, destacando la calidad de los materiales en las vestiduras y asientos. Estos últimos son deportivos y de consistencia firme, pero muy cómodos. El tablero de instrumentos sin partes movibles es algo que impresiona a la vista, y la posibilidad de cambiar su aspecto en tres diferentes opciones, convierte el interior del auto en exhibición obligada para amigos y curiosos. El velocímetro, tacómetro, gas, temperatura y hasta la señalización de indicadores son visualizados en forma de video. El sistema de información y entretenimiento carece de un LCD táctil, problema que otros autos europeos también presentan.

Bajo el capó, el Volvo V60 T6 se realza. Estos autos comienzan a utilizar lo que será el futuro de los motores del fabricante, Drive-E turbocharged. El modelo T5 de tracción delantera ($35,750), viene con cuatro cilindros, 2.0 litros y 240 caballos de fuerza. La otra variante de T5 que tiene tracción en todas las ruedas ($37,250) trae motor de cinco cilindros, 2.5 litros y 250 caballos, mientras que el T6 R-Design ($45,150) trae un potente motor de 6 cilindros de 3 litros que proporciona 325 caballos, para convertirse en el “Wagon” más veloz y potente en la historia de Volvo, según el propio fabricante. Este fue el modelo que probamos, y la potencia del motor es excelente. He le leído algunas reseñas de otros colegas que han conducido el T5 de cuatro cilindros Turbocharged, y también han quedado muy impresionados con el desempeño de estos motores.

¿Como hablar de Volvo y no mencionar la seguridad?. Ellos fueron los primeros fabricantes que en 1959, comenzaron a dotar a todos sus autos con cinturón de seguridad, como parte del equipamiento estándar. Hoy, hacen un esfuerzo notable por incluir a transeúntes y ciclistas, en la lista de los salvaguardados por sus sistemas de seguridad. Todos los modelos vienen equipados con “City Safety” un sistema de soporte, designado para evitar colisiones a baja velocidad, como las que ocurren dentro de la ciudad o en los estacionamientos.

La experiencia de manejo del Volvo T6 fue placentera. Claro, siempre hay cosas que no satisfacen del todo, como la dureza de la suspensión, el poco espacio en los asientos traseros para los de piernas largas, o la aparente debilidad en la recepción de la unidad de radio por satélite SiriusXM, que dejó de escucharse en cualquier lugar con techo.

Un último detalle de interés. A pesar de que entregué este auto hace tres días, aun sé exactamente dónde está estacionado. También que tiene las ventanas y puertas cerradas, aunque no tienen seguro, y que el tanque de gas está casi lleno. Todo esto y mucho más, como el calentar los asientos, o prender el motor a distancia, gracias a la aplicación “Volvo On call” para teléfonos inteligentes. Auto y teléfonos cada día más integrados, para nuestra comodidad. Encantador detalle; ¿verdad?

2015-volvo-v60-sportwagon2015-volvo--r-design-interior

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*