Volvo V60, la nueva adición al festín; “Cross County”

Volvo V60, la nueva adición al festín;  “Cross County”

Una popular canción de los Rolling Stones dice en su estribillo: You can’t always get what you want…But if you try sometime you find, You get what you need, algo así como “no siempre puedes obtener lo que quieres, pero si lo intentas, algunas veces consigues lo que necesitas”.

Llevo tiempo esperando que Volvo autorice una prueba larga en su última “joya” el XC90. Mientras la espera continua, he probado esta semana un V60 Cross Country, no lo que quería, pero quizás lo que necesitaba. Hace unos 3 años, Volvo anunciaba públicamente que suspendería la importación de Wagons o furgonetas a Estados Unidos.  Gracias quizás a las ventas o al sentimentalismo de algún ejecutivo, la promesa nunca su cumplió.  Es así que, en el 2016, tenemos la oportunidad de probar la furgoneta más “sexy” del mercado. Volvo espera vender más de la mitad de sus V60 en la versión “Cross Country” a pesar de la directa competencia que el propio fabricante se impone con otros modelos como el XC70, que es más espacioso y tiene un menor precio de entrada que el V60 CC.

Por la propia admisión de Volvo, la decisión de compra sobre este modelo será más por causa del estilo, que el de la practicidad. En este punto Volvo tiene la razón. El V60 Cross Country es un auto que atrae miradas. Hay suficiente sensualidad en sus curvas que no pasan inadvertidas. La genialidad de los diseñadores del exterior, se complementa con un interior que, si bien no es nuevo -pues lo hemos visto en otros modelos- si le garantiza a este Volvo un remarque particular de modernidad que lo pone en avanzada respecto a la competencia.

Volvo V60 Cross Country, exterior, driving
Volvo V60 Cross Country, exterior, driving

Si bien las opiniones de mis colegas tienen a bien apreciar el diseño de este Volvo, muchos de ellos lo castigan por sentirlo falto de poder, con demasiado rodamiento en el cuerpo en curvas y escasa capacidad de carga y visibilidad.  Por criticar, algunos no encuentran consuelo ni frente al espejo. Un columnista ingles ha comentado sobre los asientos delanteros del V60: “se convierten en incómodos después de unos minutos y físicamente insoportables después de algo más de 20. Un poco de relleno es todo lo que pido, por favor”. Aunque todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión, este es el único comentario negativo que he leído sobre lo que la mayoría coincide en llamar, “los mejores asientos” no solo en su clase, si no en la industria.

Volvo ha hecho un buen trabajo en la elaboración de este vehículo, que es capaz, cómodo y competente. Claro que hay cosas que criticar.  La inclusión de la cámara trasera como una opción, dentro de un paquete que cuesta más de $3,500 dólares, es un tremendo desacierto, sobre todo cuando se trata de una de las compañías que más ha aportado a la seguridad automovilística.

El V60 Cross Country trae dos configuraciones. Básica con precio de $ 41,940 (incluyendo cargos de destino) y Platino que comienza en los $45,590. Ambos son movidos por un motor de 2.5 litros turboalimentado de 5-cylindros y trasmisión automática Geartronic de 6 velocidades. La combinación trabaja amistosamente, para brindar una de las marchas más tranquilas encontrada en autos recién probados. En adición a los paquetes de Conveniencia y Tecnología, los interesados pueden optar por un paquete Climático, y otro número de mejoras que pueden incluir, terminado de madera personalizada, asientos reforzados integrados para niños, y sistema de entretenimiento de doble pantalla, para convertir la experiencia en una verdadera travesía atreves del país (Crosss Country).

Volvo había vendido hasta el pasado mes de noviembre, unos 10,000 autos más que en el 2015. La compañía ha tomado nota, y sabe que, para competir con los alemanes, no es suficiente un buen producto -que ya tiene- pero necesita mejores concesionarios y reformar el servicio. A finales de diciembre, anunció un plan para modernizar sus 295 concesionarios en Estados Unidos, donde ellos mismos reconocen el servicio es deficiente.

Nuevos modelos como el XC90 y el recién presentado S90, junto al refinamiento de autos como el que probamos esta semana, el V60 en su versión Cross Country, quizás encausen al fabricante en la necesaria espiral ascendente, que hace tiempo buscan.

Share this post

Post Comment